Empleados de Garbarino, con quite de colaboración

La firma de electrodomésticos se encuentra atravesando una fuerte crisis económica. 

La crisis económica que golpea a la cadena de electrodomésticos Garbarino tuvo su impacto en la sucursal de Catamarca. Por estos días, el local ubicado en la peatonal Rivadavia se encuentra con las persianas bajas a la espera de alguna definición a nivel nacional donde el grupo empresario negocia el ingreso de un nuevo inversor que salve a la firma de las deudas que posee. Actualmente, Garbarino se encuentra en conciliación obligatoria con el gremio de los empleados de comercio a nivel nacional.

En Catamarca, la sucursal se encuentra con las puertas cerradas en parte porque 11 empleados del comercio (son 13 con el gerente y la subgerente) se encuentran en quite de colaboración. Sucede que a los trabajadores les deben tres meses de sueldo, aguinaldo, bono de fin de año y el pago de los aportes jubilatorios y de la obra social. A esto se suma que desde la gerencia regional de la firma se aceptó que el local se mantenga cerrado por problemas en el sistema informático de cobro.

En diálogo con El Ancasti, los empleados expresaron su malestar y preocupación por su situación. Es que si bien siguen dependiendo de la empresa, desde la conducción a nivel regional y nacional no les dan ninguna respuesta sobre su futuro. «Estamos prácticamente en el aire», dijeron a lo que agregaron que ya mandaron cartas documentos para que solucionen su situación.

El Ministerio de Industria y Comercio de la Provincia está al tanto de la situación y se encuentra en conversaciones con las autoridades provinciales y nacionales de la empresa. Desde la cartera que conduce Lisandro Álvarez se ofreció aportar fondos para que los empleados puedan cobrar sus haberes hasta tanto se resuelva la situación económica de la cadena a nivel nacional. Sin embargo, la decisión de aceptar esta ayuda depende de la casa central.

Los empleados afirmaron desconocer las negociaciones entre la Provincia y la empresa. En ese sentido, señalaron que desde el Gobierno solamente colaboraron con la entrega de bolsones de alimentos. Además, informaron que en el último tiempo estuvieron cobrando 22 mil pesos en concepto de REPRO (ex-ATP).  Finalmente, dejaron en claro que las medidas de fuerza continuarán hasta tener una solución de su situación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: